Ir al contenido principal

VIRTUDES PERSONALES O COMPETENCIAS LABORALES


   Quién no ha vivido en ciertos momentos de la vida, relaciones que aunque parezcan sencillas se convierten en fuente conflicto y tensión cuyo malestar genera situaciones que para algunas personas les resulta muy difícil de afrontar.

    En el puesto de trabajo además, donde las personas se suman en numerosas ocasiones a situaciones difíciles de resolver por presiones de tiempo y calendario, relaciones jerárquicas o entornos competitivos donde los tiempos reacción, el estado de ánimo, la experiencia vital o los recursos personales para afrontar con éxito las situaciones varía en función las habilidades o destrezas de las personas. Algunas lo afrontan con soltura y otras pueden reaccionar con agobio, estrés, mala gestión del tiempo o incluso quemarse (Burnout). Ante estas situaciones el aprendizaje y adquisición de nuevas destrezas pueden ayudarnos a manejar mejor todos estos imprevistos y prevenirlos, éste es el propósito que desde nuestro espacio de Comportamiento de Negocio proponemos para fomentar el desarrollo de las destrezas psicosociales tomando como referencia las 10 Habilidades para la Vida (Life Skills Education in Schools) propuestas por la Organización Mundial de la Salud en 1993 cuyo objetivo es mejorar las relaciones humanas y afrontar los desafíos del entorno de manera saludable. Este modelo ha ido evolucionando y ha ido adaptándose a diferentes áreas de aplicación y ha logrado un amplio reconocimiento por su flexibilidad y aplicabilidad.

   En el ámbito laboral trabajamos con éste modelo para desarrollar competencias personales y el manejo de estas habilidades fomenta un mejor desempeño profesional y ayuda a mejorar la competencia laboral por la adquisición de destrezas personales.

   Como se puede ver a continuación, éstas 10 habilidades psicosociales no son nada nuevo y son tan antiguas como la humanidad, prácticamente todas las personas las utilizamos a diario, sin embargo lo novedoso es que cada vez se reconoce la importancia de incluirlas como parte de diferentes programas preventivos y educacionales y el éxito en las intervenciones de formación y desarrollo de personas en las empresas ha beneficiado a todos los niveles y áreas de desarrollo de negocio, comercial, recursos humanos, comunicación, ventas etc..

Las 10 Habilidades para la vida según la OMS (Aunque hay diferentes formas de clasificarlas, la propuesta de la OMS ha logrado amplio reconocimiento por su flexibilidad y adaptabilidad)

1. Autoconocimiento

2. Empatía

3. Comunicación asertiva

4. Relaciones interpersonales:

5. Toma de decisiones:

6. Solución de problemas y conflictos

7. Pensamiento creativo

8. Pensamiento crítico

9. Manejo de emociones y sentimientos

10. Manejo de tensiones y estrés 

     El éxito de los programas de desarrollo en las organizaciones ha permitido que algunas competencias laborales generales sean fundamentales para que las personas puedan adaptarse y relacionarse adecuadamente con  otros, y con los recursos disponibles aprender sobre su trabajo.
   Junto a las competencias laborales de tipo técnico relacionadas con factores productivos y cuyas actividades y conocimientos son necesarios para lograr resultados específicos de trabajo relacionados con las actividades  clave (finanzas, administración, ventas y servicios, salud, oficios, fabricación, etc.,) las aportan la mayoría de las personas que poseen un título de grado medio o superior, sin embargo no ocurre lo mismo con la mayoría de las habilidades o “competencias generales” que aporta el desarrollo de las 10 habilidades (Life Skills), ya que el fracaso en algunas áreas de negocio está relacionado por las carencias en autoconocimiento, empatía, solución de problemas, manejo de sentimientos y no digamos el manejo de la tensión y el estrés.
  Asumir éste enfoque de formación y desarrollo de habilidades complementario a las habilidades o competencias técnicas genera unos vínculos beneficiosos en el sector productivo que en mi experiencia en formación y desarrollo las agrupo en las siguientes áreas:
Desarrollo personal: Condiciones  que favorecen actuar asertivamente en un espacio productivo aportando los  talentos en el marco de un comportamiento social universalmente aceptado. En éste espacio desarrollamos dinámicas de inteligencia emocional y adaptación al cambio.

Desarrollo interpersonal: Capacidad de adaptación, trabajo en equipo, resolución de conflictos,  liderazgo y proactividad en las relaciones interpersonales en un espacio productivo.
Desarrollo organizacional: Capacidad para gestionar recursos e información orientados al servicio y al aprendizaje a través de la interacción y las experiencias de otros (mentoring).
Innovación: Capacidad para transformar e innovar elementos del entorno (procesos, procedimientos y métodos), encontrar soluciones prácticas. Tormenta de ideas. Dinámicas para el desarrollo de la creatividad.
Desarrollo empresarial: Capacidades que habilitan a la persona a crear, sostener y liderar unidades de negocio por cuenta propia, identificar oportunidades, obtener recursos, tolerancia al riesgo, elaborar proyectos y planes de negocio, identificar las fortalezas de emprendimiento.
   La implantación de estos programas de desarrollo de personas es una de las asignaturas pendientes en muchas empresas y desde éste espacio de Comportamiento de Negocio disponemos de las herramientas y métodos para su aplicación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL CLIENTE DIFÍCIL. Quién es y cómo tratarlo

               La relación entre el profesional y sus clientes es algo más que una mera actuación técnica. Son verdaderas interacciones humanas que conllevan un gran contenido emocional. Y aunque la relación profesional-cliente lleva implícito un reparto de roles, no podemos evitar que el componente subjetivo aflore, y éste componente subjetivo del que forman parte nuestras emociones y sentimientos, es lo que hace que unos clientes caigan bien y otros despierten sensaciones negativas .      Cuando se imparte este tema en los cursos sobre "Atención al Cliente”, lo primero que hacemos es preguntar a nuestros participantes (profesionales del comercio, vendedores, agentes comerciales etc), quién o quiénes son para ellos, "clientes difíciles". Normalmente surgen infinidad de calificativos: el hiperfrecuentador, el que pregunta mucho, el no cumplidor,  el agresivo, el que se alarga mucho en las explicaciones, el que acude fuera de hora..., etc. Pero si dejamos algo más

BASES PSICOLOGICAS EN TECNICAS DE NEGOCIACION

   El método de negociación Harvard en el que las dos partes cooperan para conciliar y satisfacer sus propios intereses es considerado el más eficaz, porque además de alcanzar todos o parte de los intereses con los que se concurre a la negociación se ha creado una relación constructiva que puede ser beneficiosa en el futuro para todas los intervinientes, éste método ganar-ganar (win/win) se contrapone a la solución ganar-perder. Una solución ganar-perder sirve solamente una vez, pues el perdedor no quiere volver al negocio y es muy posible que la tenga “guardada”: fugas de clientes, quejas y reclamaciones, desconfianza y generación de conflictos. En mi experiencia profesional he podido constatar que movernos en escenarios donde se integren las estrategias de negociación construye un beneficio fructífero porque además de alcanzar parte o todos los acuerdos y crear una relación constructiva se ha conseguido también enriquecer el yo personal. ¿Por qué perder si los dos podemos ganar?

DECÁLOGO PARA DESTRUIR EQUIPOS DE TRABAJO Y ANIQUILAR UNA EMPRESA EN EL INTENTO

En este post que a modo de decálogo escribo sobre lo que no se debe de hacer, pero que en la práctica hay responsables y directivos que todavía lo hacen, invito a los responsables de empresas y mandos superiores con responsabilidad, ética y valores a que se den un paseo misterioso por las dependencias donde todavía existen directivos con prácticas contaminantes para la Organización. No hace falta que se cumplan los 10 pasos que aquí detallo,  aunque podría haber escrito el doble o el triple, con muy pocas variables de éste decálogo algunos "jefes" pueden obtener el mérito para destruir un equipo competente y aniquilar una empresa en el intento. En  vez de llegar puntual y dar ejemplo como líder del grupo llega más tarde para demostrar que eres el jefe y  retrasar la hora de salida de los empleados, como buen chef has inventado un nuevo menú gastronómico “empleados quemados a la sal”. La puntualidad es la educación de los reyes. Luis XVIII. En vez de facilitar la