Ir al contenido principal

APRENDER A EMPRENDER



     Una de las entradas de este post fue la de el binomio marca personal, marca profesional y marca empresarial. El desmoronamiento laboral ha terminado con el trabajo para toda la vida. Las reglas del juego laboral han cambiado y me pregunto  si las alternativas  para saber hacia dónde vamos se encuentran en el mismo escenario desde donde venimos o mejor dicho, las alternativas hacia dónde vamos es mi propuesta para iniciar éste camino desde la marca profesional. Se ha terminado el trabajo para toda la vida y hay una vida para muchos trabajos. Si estas aquí es por varios motivos:
  • Se extingue y finaliza la relación laboral clásica empleado/empresa y que ahora en “lenguaje fino” se ha bautizado como “desvinculación”.
  • Finalizan los estudios académicos universitarios y vas con tu acreditación bajo el brazo en búsqueda de convertirte un profesional de referencia.
  •        Alternas trabajo temporal o llevas un tiempo indefinido en paro.

     Si piensas que llegará una gran empresa que te dará trabajo para toda la vida, si crees que tienes un trabajo super-estable en una empresa donde la consolidación laboral la marcan en la nómina las palabras antigüedad/trienios, si te conformas con las ayudas sociales del gobierno de turno o las quimeras sindicales de empleo indefinido, si consideras que una divinidad externa resolverá con un golpe de nómina todos los problemas para conseguir empleo, bienvenido al club de de las leyendas urbanas y mitos sobre lo humano.

   El punto de partida en la publicación de éste post es mi deseo de compartirlo, que sea un espacio común colaborativo de aportaciones para que cada persona alcance su objetivo profesional y desde éste blog de comportamiento de negocio implicarnos en una reflexión de cómo pensamos, cómo se adoptan decisiones en la vida profesional o personal, cómo podemos protegernos de los errores y convencionalismos en la toma de decisiones que impiden avanzar hacia los objetivos de marca profesional.

   Si consideramos que históricamente estamos en la era de la información y ante un nuevo paradigma que se contrapone al de la era industrial, las alternativas de comportamiento entre tener un empleo o ser dueño de un empleo podrían responder a las siguientes premisas:

  • La seguridad laboral/profesional la voy a obtener desde mi propia libertad individual generando mi propio modelo de negocio.
  • En lugar de aceptar el tópico de “no puedo conseguirlo”, ¿Cómo puedo conseguirlo?
  • En lugar de evitar el riesgo, preguntarme ¿Cómo puedo aprender a manejar el riesgo?
     Ser brillante y tener matrículas de honor, o ser el número uno académico, aunque para algunos sea condición necesaria en el comportamiento profesional, no es suficiente, empíricamente está comprobado que no predice el éxito laboral. ¿Por qué…? Porque las reglas de juego en el escenario profesional son distintas que en el escenario académico. En la escuela no se aprende cómo ser dueños de nuestro propio empleo, las reglas del juego son totalmente distintas. Las patrones de comportamiento son diferentes
     En el camino para emprender,  he comprobado que muchas personas se quedan quietas por el miedo al rechazo, superar el miedo al rechazo no depende de lo que hagas, sino en lo que te conviertas. El miedo a la libertad.
     Aunque no es sencillo crear a prueba de errores y  no llega antes quien va más deprisa sino quien sabe a dónde va, el camino más largo empieza siempre por el primer paso y con cosas sencillas, nada de lo que voy a exponer es algo original ni el resultado de una creatividad extraordinaria, sino de una combinación heterogénea que voy a procurar ir desgranando en sucesivas publicaciones, con el objetivo de ayudar a las personas que se encuentran en fase de transición hacia un nuevo posicionamiento, capaces de generar su propio negocio y que pueden ofrecer productos/servicios, esa combinación de marca personal, marca profesional y marca empresarial es la que da nombre a este blog de comportamiento de negocio.
  • PENSAR: Según Henry Ford, pensar es el trabajo más difícil que existe, quizá esa sea la razón por la que haya tan pocas personas que la practiquen.
  • Busca un mentor. Aprende de alguien que haya estado donde quieres ir. Quienes escalan el Everest buscan alguien que ya ha estado allí. Si he logrado ver más lejos, es porque he subido a los hombros de algún gigante. Isaac Newton.
  • ¿Qué producto o habilidad tienes por la que otros puedan pagar por ello?
  •        ¿A qué clientes vas a ofrecer el producto, o a quien no?
  • ¿Cómo te vas a posicionar y generar visibilidad. Mediante qué canales?
  • ¿Qué actividades y acciones conoces para que puedas tener éxito?
  • ¿Conoces la diferencia entre producto y sistema?. En mi experiencia profesional he comprobado que muchos negocios han fracasado porque no tienen ésta visión
   El comportamiento de negocio implica que éste sobreviva, y un negocio no puede sobrevivir en personas sin sistemas. Sin importar cuánto puede o no gustarnos un proyecto, un producto o la persona, el sólo hecho que puedas tener tu producto no significa que hayas entendido las reglas del juego del mercado, el sistema de finanzas y el plan de contabilidad, el sistema de ventas, la contratación de personal, el sistema legal y otros muchos sistemas requeridos para mantener un negocio en funcionamiento.
   Para que un negocio sobreviva, el 100% de todos los sistemas deben estar funcionando para que tenga éxito. El recorrido para  la generación de modelos de negocio comienza conociendo y aprendiendo la  interconexión entre los sistemas que lo componen.
      
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL CLIENTE DIFÍCIL. Quién es y cómo tratarlo

               La relación entre el profesional y sus clientes es algo más que una mera actuación técnica. Son verdaderas interacciones humanas que conllevan un gran contenido emocional. Y aunque la relación profesional-cliente lleva implícito un reparto de roles, no podemos evitar que el componente subjetivo aflore, y éste componente subjetivo del que forman parte nuestras emociones y sentimientos, es lo que hace que unos clientes caigan bien y otros despierten sensaciones negativas .      Cuando se imparte este tema en los cursos sobre "Atención al Cliente”, lo primero que hacemos es preguntar a nuestros participantes (profesionales del comercio, vendedores, agentes comerciales etc), quién o quiénes son para ellos, "clientes difíciles". Normalmente surgen infinidad de calificativos: el hiperfrecuentador, el que pregunta mucho, el no cumplidor,  el agresivo, el que se alarga mucho en las explicaciones, el que acude fuera de hora..., etc. Pero si dejamos algo más

BASES PSICOLOGICAS EN TECNICAS DE NEGOCIACION

   El método de negociación Harvard en el que las dos partes cooperan para conciliar y satisfacer sus propios intereses es considerado el más eficaz, porque además de alcanzar todos o parte de los intereses con los que se concurre a la negociación se ha creado una relación constructiva que puede ser beneficiosa en el futuro para todas los intervinientes, éste método ganar-ganar (win/win) se contrapone a la solución ganar-perder. Una solución ganar-perder sirve solamente una vez, pues el perdedor no quiere volver al negocio y es muy posible que la tenga “guardada”: fugas de clientes, quejas y reclamaciones, desconfianza y generación de conflictos. En mi experiencia profesional he podido constatar que movernos en escenarios donde se integren las estrategias de negociación construye un beneficio fructífero porque además de alcanzar parte o todos los acuerdos y crear una relación constructiva se ha conseguido también enriquecer el yo personal. ¿Por qué perder si los dos podemos ganar?

DECÁLOGO PARA DESTRUIR EQUIPOS DE TRABAJO Y ANIQUILAR UNA EMPRESA EN EL INTENTO

En este post que a modo de decálogo escribo sobre lo que no se debe de hacer, pero que en la práctica hay responsables y directivos que todavía lo hacen, invito a los responsables de empresas y mandos superiores con responsabilidad, ética y valores a que se den un paseo misterioso por las dependencias donde todavía existen directivos con prácticas contaminantes para la Organización. No hace falta que se cumplan los 10 pasos que aquí detallo,  aunque podría haber escrito el doble o el triple, con muy pocas variables de éste decálogo algunos "jefes" pueden obtener el mérito para destruir un equipo competente y aniquilar una empresa en el intento. En  vez de llegar puntual y dar ejemplo como líder del grupo llega más tarde para demostrar que eres el jefe y  retrasar la hora de salida de los empleados, como buen chef has inventado un nuevo menú gastronómico “empleados quemados a la sal”. La puntualidad es la educación de los reyes. Luis XVIII. En vez de facilitar la