Ir al contenido principal

CÓMO SER INFELIZ Y DESMOTIVARSE EN TIEMPOS DE CRISIS.


   Si consideramos que las tres formas del comportamiento motivado son dirección, intensidad y persistencia y desde cualquier foro, son innumerables los esfuerzos por identificar las estrategias y retos de recuperación para preparar al capital humano hacia nuevas exigencias socioeconómicas, no voy a detallar en éste post las bondades de un excelente comportamiento organizativo ni las bondades de una buena gestión y desarrollo de personas,  sino todo lo contrario.

    Se reconoce que es necesaria la formación continua a empresarios, autónomos, formación empresarial a los titulados, en definitiva aprovechar de manera más efectiva el capital humano para continuar con el incremento de la productividad, facilitar la iniciativa emprendedora e intraemprendedora. En síntesis: Sincronizar beneficios y crecimiento aprovechando las sinergias de capital humano y capital productivo de manera eficiente. Son necesarias contribuciones competentes y expertas que contribuyan al cambio que se requiere. En las condiciones actuales donde la crisis ha afectado también a las políticas de Recursos Humanos, es cuando sería más necesaria una estrategia de capacitación y descubrir y erradicar los efectos negativos  que la crisis puede tener sobre diversas prácticas de personal y diseñar e implantar estrategias de dirección de personas para afrontar los retos, y hay muchos ámbitos desde donde pueden centrarse esas intervenciones, indidivduales, grupales y organizacionales, incluso más ampliamente al mercado laboral.

     Partiendo de la premisa que no existe un  modelo perfecto, y cada intervención está mediatizada por las diferencias individuales inherentes al ser humano hay comportamientos que no funcionan y cobran relevancia por la ineficacia e ineficiencia de las mismas, no sólo a nivel individual, sino a nivel grupal y organizacional y dan título a éste post.

 Cómo ser infeliz y desmotivarse en tiempos de crisis

Desmotivaciónes individuales
Desmotivaciones de las empresas
No seas creativo  No emprendas
Castiga la creatividad
No confecciones tu propio trabajo
No reconozcas lo bueno de las personas
No busques oportunidades de innovar y aprender
Premia a directivos que tengan tensionados e inseguros a las empleados
Invierte en relaciones negativas
No distinguir entre retos y amenazas
No busques la renovación
No recompenses. Solo castiga
Divagación continua. No te centres
No escuches la diversidad de cada empleado
No ayudes a tus compañeros
No vincules productividad a objetivos
           
La paradoja de conocer las habilidades directivas y aplicar lo contrario. La lista puede ser interminable, quizá no vean más allá de lo que se necesita ver.

“Cuando el sabio señala el Sol, el tonto se queda mirando al dedo.”
                                                                             Proverbio oriental.





Comentarios

Entradas populares de este blog

EL CLIENTE DIFÍCIL. Quién es y cómo tratarlo

               La relación entre el profesional y sus clientes es algo más que una mera actuación técnica. Son verdaderas interacciones humanas que conllevan un gran contenido emocional. Y aunque la relación profesional-cliente lleva implícito un reparto de roles, no podemos evitar que el componente subjetivo aflore, y éste componente subjetivo del que forman parte nuestras emociones y sentimientos, es lo que hace que unos clientes caigan bien y otros despierten sensaciones negativas .      Cuando se imparte este tema en los cursos sobre "Atención al Cliente”, lo primero que hacemos es preguntar a nuestros participantes (profesionales del comercio, vendedores, agentes comerciales etc), quién o quiénes son para ellos, "clientes difíciles". Normalmente surgen infinidad de calificativos: el hiperfrecuentador, el que pregunta mucho, el no cumplidor,  el agresivo, el que se alarga mucho en las explicaciones, el que acude fuera de hora..., etc. Pero si dejamos algo más

BASES PSICOLOGICAS EN TECNICAS DE NEGOCIACION

   El método de negociación Harvard en el que las dos partes cooperan para conciliar y satisfacer sus propios intereses es considerado el más eficaz, porque además de alcanzar todos o parte de los intereses con los que se concurre a la negociación se ha creado una relación constructiva que puede ser beneficiosa en el futuro para todas los intervinientes, éste método ganar-ganar (win/win) se contrapone a la solución ganar-perder. Una solución ganar-perder sirve solamente una vez, pues el perdedor no quiere volver al negocio y es muy posible que la tenga “guardada”: fugas de clientes, quejas y reclamaciones, desconfianza y generación de conflictos. En mi experiencia profesional he podido constatar que movernos en escenarios donde se integren las estrategias de negociación construye un beneficio fructífero porque además de alcanzar parte o todos los acuerdos y crear una relación constructiva se ha conseguido también enriquecer el yo personal. ¿Por qué perder si los dos podemos ganar?

DECÁLOGO PARA DESTRUIR EQUIPOS DE TRABAJO Y ANIQUILAR UNA EMPRESA EN EL INTENTO

En este post que a modo de decálogo escribo sobre lo que no se debe de hacer, pero que en la práctica hay responsables y directivos que todavía lo hacen, invito a los responsables de empresas y mandos superiores con responsabilidad, ética y valores a que se den un paseo misterioso por las dependencias donde todavía existen directivos con prácticas contaminantes para la Organización. No hace falta que se cumplan los 10 pasos que aquí detallo,  aunque podría haber escrito el doble o el triple, con muy pocas variables de éste decálogo algunos "jefes" pueden obtener el mérito para destruir un equipo competente y aniquilar una empresa en el intento. En  vez de llegar puntual y dar ejemplo como líder del grupo llega más tarde para demostrar que eres el jefe y  retrasar la hora de salida de los empleados, como buen chef has inventado un nuevo menú gastronómico “empleados quemados a la sal”. La puntualidad es la educación de los reyes. Luis XVIII. En vez de facilitar la